¿Qué ocurre cuando un concurso se declara desierto?

Boceto broche Arco Iris por Pedro Sequeros

Desde la Asociación Joyas de Autor (AJA) queremos compartir una breve reflexión acerca de los concursos de diseño en nuestro sector, a raíz de un suceso reciente que ha llamado poderosamente nuestra atención: el hecho de que el Concurso Internacional de Joyería Menorca Talayótica 2019 haya sido declarado desierto y, más en concreto, la forma de dar difusión a tal circunstancia.

En una breve nota de prensa el Consell Insular de Menorca, entidad organizadora de este certamen, ha informado de que el jurado seleccionado, que ha contado con componentes provenientes de las industrias del arte y de la joyería, ha decidido por unanimidad declarar el concurso desierto. Tal circunstancia no se comunicó de forma directa a los diseñadores inscritos, que se enteraron "por la prensa"... y, de hecho, a día de hoy sólo hemos localizado información publicada en un par de medios locales ("El Consell declara desierto el concurso de joyería Menorca Talayótica" en Menorca.info y "Sin premio para las joyas talayóticas" en Menorca al día).

En los casi 25 años de andadura de nuestro colectivo hemos organizado numerosos concursos de diseño y, en consecuencia, estamos familiarizados con el esfuerzo y los retos propios de una iniciativa de esta naturaleza. Como es natural, y atendiendo a las bases del concurso, el jurado tiene la potestad de determinar que ninguna de las obras presentadas presenta méritos suficientes para ser premiada. En ningún caso pretendemos cuestionar esta decisión.

Lo que sí es cierto es que consideramos que dejar un concurso desierto es una circunstancia extraordinaria (esto es, fuera de lo ordinario) y, por consiguiente, resulta conveniente explicar a qué obedece tal fallo. En el caso concreto que nos ocupa, las bases del concurso establecían que los criterios para valorar las piezas presentadas serían los siguientes:

Continúa leyendo ¿Qué ocurre cuando un concurso se declara desierto?

Artículo recomendado: «Salir de una tienda con ganas de volver a entrar» por Pedro Pérez

La Pluma de Pedro Pérez

En esta ocasión compartimos contigo un artículo de Pedro Pérez que expone con total claridad la situación actual del detallista (y, por extensión, del sector joyero). Que lo disfrutes (foto: Grupo Duplex).


Salir de una tienda con ganas de volver a entrar

Al cliente hay que seducirlo con principios y valores.

Nuestro sector está metido en medio de una convulsión sin precedentes. Hay quien dice que llegará una ola que es como un tsunami y tenemos que estar preparados. Debemos estar subidos a esa tabla que nos ayude a surfear a gran velocidad.

Tenemos un mercado que es como un montón de chatarra y de difícil venta. O nos la limpiamos y actualizamos, o ese montón seguirá creciendo sin beneficio alguno.

Nuestras tiendas están descapitalizadas y solo un reajuste serio, con fundamento, además de una estrategia y planes compartidos con los distribuidores, nos va a llevar a buen puerto. Insisto en la necesidad de escoger bien los compañeros de viaje, de unirse a quienes nos traen negocio para los dos y no productos para ese montón. La tienda se ha de especializar y posicionarse, o por arriba o por abajo. Ya no vale todo.

El mercado es el que demanda el producto y no el producto el que ha de buscar el mercado. De esta segunda opción ya tenemos ejemplos en el sector.

A muchos fabricantes se les acabó el mundo en busca de nuevos mercados para lo que desde hace décadas de años siguen fabricando. Tenemos que buscar alternativas que traigan motivación, alegría y ganas…. que den fuerza.

No debemos seguir buscando resultados a corto plazo, hay que pensar más allá. Nuestras claves ha de ser innovación y visión a largo plazo y apostar por la sostenibilidad.

Las nuevas tecnologías nos aportaron muchas cosas, y entre ellas hemos de destacar que aprendimos la importancia que dan los consumidores a la transparencia y al impacto positivo de las marcas. Esta tecnología es el medio que nos ayuda a conseguir nuestros objetivos, pero es necesario rodearse de un equipo adecuado. Debemos ser diferentes, si somos uno más, seremos uno menos a seguir.

Continúa leyendo Artículo recomendado: «Salir de una tienda con ganas de volver a entrar» por Pedro Pérez

Cómo vender más joyas de autor con los mismos recursos | Artículo de opinión por Francisco Trigueros

Cómo vender más joyas de autor con los mismos recursos - Asociación Joyas de Autor - Francisco Trigueros

Artículo de opinión firmado por Francisco Trigueros.


Francisco TriguerosLos emprendedores más exitosos, no son aquellos que gastan ingentes cantidades de dinero para obtener grandes resultados, sino aquellos que saben cómo optimizar mejor sus recursos para maximizar sus resultados. En el caso de la joyería de autor, dado que no se busca vender en masa, sino piezas únicas, resulta de vital importancia aprovechar al máximo los recursos para obtener los mejores resultados posibles.

Ten en cuenta que no estamos hablando de quién tiene más dinero para hacer más cosas o llegar a más gente. Aquí estamos hablando de productividad y de competitividad, y por lo tanto, de rentabilidad. Por lo tanto, esto es aplicable a cualquier empresa de cualquier tamaño y con cualquier presupuesto.

De hecho, si haces bien el análisis, te darás cuenta de que el 90% de los recursos con los que cuenta tu empresa no son financieros. El problema es que en la mentalidad de la mayoría de los empresarios, todo es una cuestión de dinero, cuando la verdad es que con una gran dosis de creatividad y pasión, el dinero nunca es un problema.

Los recursos humanos de una empresa van mucho más allá del personal que forma parte de la empresa.

El recurso más importante que tienes como joyero son los recursos humanos, y a diferencia de lo que el lenguaje empresarial diga, éstos no terminan en el personal contratado, sino en todo el capital humano capaz de generar riqueza y aportar valor a tu empresa.

Continúa leyendo Cómo vender más joyas de autor con los mismos recursos | Artículo de opinión por Francisco Trigueros

Cómo encaja la Joya de Autor en el Sector del Lujo | Artículo de opinión por Francisco Trigueros

Cómo encaja la joya de autor en el sector del lujo - Francisco Trigueros

Artículo de opinión firmado por Francisco Trigueros.


Francisco TriguerosDe todos los sectores que hoy componen la industria del lujo, la joyería es sin duda el más antiguo de todos, pues ni los relojes, ni mucho menos los coches o los yates, existían hace miles de años.

Emperadores, reyes, jefes de tribus indias y demás gobernantes de toda la historia han hecho alarde desmesurado del lujo como muestra de su poderío ante súbditos y extraños y lo que usaban principalmente eran joyas y palacios engalanados de más joyas, arte y oro, mucho oro por todas partes.

Las joyas, por su parte, han ido evolucionando y diversificándose con los años en función de cómo ha ido evolucionando nuestra sociedad así como las necesidades y los gustos de las personas.

Desde los años 80 hemos asistido a una democratización de la joyería dando lugar tanto a la joyería comercial que pretende ofrecer un lujo accesible en contraposición del concepto clásico del lujo, como a la joyería contemporánea que se caracteriza más por su faceta como expresión artística sin esperar en la mayoría de las ocasiones alcanzar los más elevados niveles de calidad ni la atemporalidad inherente del lujo verdadero.

Además de muchos otros valores, para que un producto pueda ser considerado como lujo debe cumplir tres requisitos fundamentales: debe ser excelente, tanto en la calidad de los materiales, como en la ejecución que debe incluir una gran cantidad de trabajo artesano y tiempo encapsulado. Debe ser exclusivo, porque si está al alcance de todos es una commodity y entra a formar parte de la oferta y de la demanda del mercado siendo los consumidores quienes deciden sobre su compra o no en función de su relación precio/calidad/prestaciones, perdiendo su condición de lujo. Y debe ser eterno y atemporal, porque si deja de ser lujo a los 2 años entonces es moda, no lujo.

En el lujo, son las marcas quienes deciden quién, cómo y cuándo pueden los consumidores disfrutar de sus productos y servicios, nunca al revés.

Es por esto que la joyería de autor tiene la responsabilidad de jugar el papel que le corresponde en la industria del lujo.

Continúa leyendo Cómo encaja la Joya de Autor en el Sector del Lujo | Artículo de opinión por Francisco Trigueros

«Querido Fran» | Artículo de opinión por Rafael Alemañ

Bill Viola, "Mary", Instalación Video - Tríptico, 2016

Artículo de opinión firmado por Rafael Alemañ de Rafael Alemany Premium Jewelry en respuesta al artículo "Reivindicando el valor artístico de la joyería de autor".


Rafael Alemany Premium JewelryQuerido Fran:

Empiezo con este saludo afectuoso, como una forma de agradecerte públicamente todo el fantástico trabajo que llevas haciendo desde hace varios años por la AJA, por este artículo que promueve el debate dentro de la misma y por el afecto que nos tenemos. Entramos al mismo tiempo en la Asociación, hemos vivido momentos difíciles con la misma y gracias a tu fe, como a la de Liane, compartimos un futuro repleto de oportunidades. También he querido hacer un guiño “cultureta”, para sacarte una sonrisa, parafraseando aquella famosa carta, “Querida María” en la que el principal exponente de la pintura realista española, renunciaba a su antológica en el MNCARS porque, según su punto de vista, la entonces directora del museo denostaba el realismo (Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía) ( “Querida María…” Antonio López, diario EL PAÍS, 9/ 12/ 1992). María Corral fue una magnífica directora que trajo a Madrid sobresalientes exposiciones y las instituciones culturales españolas, no valoraban el realismo en su justa medida, como denunciaba el pintor. Ambos tenían razón.

Durante años, las colecciones de la pintura española del XIX estuvieron almacenadas como consecuencia del cierre del Casón del Príncipe. El desprecio esta vez venía del Prado, o más bien de los presupuestos que no habían habilitado un espacio para la exposición de estos fondos, antes de cerrar el que lo albergaba con anterioridad. Ambas personalidades, María y Antonio fueron muy valiosos para la impronta artística con proyección internacional necesarias en esos años. A los que nos interesaba el realismo, mirábamos como ejemplo, el panorama británico, en el que se defendía por igual una vanguardia joven, rabiosa y contestataria, como la representada por la generación llamada Young British Art (los famosos Y´bas) y un realismo devastador de tintes expresionistas de pintores que surgían bajo la gigantesca sombra de Lucien Freud. Porque a mí me atraen artistas que trabajan con la técnica del XVII o de la prehistoria, junto a otros que no tienen el menor interés por la misma. Quizá los pintores realistas no tengan el escaparate que necesitan para tener una mayor proyección internacional, como si lo tienen británicos o norteamericanos, pero creo que es algo que en mayor o menor medida padecen la mayor parte de artistas españoles.

He leído gracias a tu recomendación el artículo del director del MEAM José Manuel Infiesta. No conocía el museo y por lo expuesto anteriormente me alegra mucho su existencia para dar a conocer, con la dignidad que merecen, a los pintores representantes del movimiento realista en el presente. Ojalá tenga oportunidad de visitarlo en breve. Quiero también puntualizar algunas de sus opiniones. No he podido evitar extenderme sobre este artículo, ya que lo citas a modo de introducción manifestando que “te sientes totalmente identificado con su punto de vista”. Hablemos de arte pues citando textualmente al Sr. Infiesta:

1

Comienza con una frase que no considero ajustada y que minusvalora el arte contemporáneo. “…el arte del siglo XX se ha caracterizado por la destrucción de la forma, por elevar la abstracción y la experimentación a algo sagrado, así como por la destrucción de los valores tradicionales”.

El período que conocemos como vanguardias artísticas o modernidad se caracteriza por una investigación formal que yo no considero de destrucción: búsqueda de nuevas maneras de representar el espacio, el tiempo, los puntos de vista, nuevas armonías cromáticas, la tecnología de su tiempo, el inconsciente, los fenómenos ópticos… las soluciones para representar el mundo del realismo (la perspectiva cónica, el traslapo, el claroscuro) son estereotipos articulados de forma similar a los labrados por el cubismo, fauvismo, futurismo, etc. No mejores, sino distintos. Además, varios de estos movimientos no se centraban sólo en la experimentación formal (que no destrucción; la forma no puede destruirse, porque nuestro aparato perceptivo se basa en la recepción de un elemento como forma y otro como fondo, las abstracciones también son formas), sino aspiraban a crear un hombre nuevo (cambiar su forma de pensar, de entender su sexualidad, de relacionarse con el mundo…).

Muchos de los artistas que dieron vida a esas vanguardias, eran grandes conocedores de la tradición, se sentían pertenecientes a ella y por supuesto no querían destruirla. Pocos pintores, también los realistas, conocerán en profundidad la obra de Ingres como Picasso, a Tiziano como Matisse, a Miguel Ángel como Brancusi, a Goya como Munch, y la lista se haría larguísima. Pero supongo que habré empezado a leer el artículo de forma susceptible y que un director de un museo de este tipo no menosprecia las vanguardias, no cae en el error que han padecido los realistas en sus carnes.

El primer párrafo termina diciendo “Pero ahora con el final del siglo vemos que el ciclo se da por satisfecho, la destrucción de la forma ya no da para más.” Lo cierto es que a esa conclusión llegaron la mayor parte de movimientos artísticos tras la II Guerra Mundial, por eso los libros escolares de arte, dan por finalizada la Modernidad para dar comienzo a un período al que conocemos como Posmodernidad. El arte más avanzado renuncia a la investigación formal (con muchos matices) para centrarse en otros problemas que consideran más acuciantes para los seres humanos de su época, ya sea el impacto de la cultura popular, la aceptación de la fotografía y el cine como arte y lo que esto modifica los valores de lo que consideramos artístico, la autoría, el mercado del arte y mucho, mucho más.

Continúa leyendo «Querido Fran» | Artículo de opinión por Rafael Alemañ