Artículo de opinión: «El espacio que ocupa la Joya de Autor»

Joyería de Autor - El espacio en que confluyen Discurso, Singularidad y Calidad- Decimononic

Reproducimos a continuación un artículo de opinión publicado en el diario Gold&Time, resultante de la traducción al español del original en lengua inglesa "The Space of Jewelry d’Auteur" firmado  por Irene López y José Francisco Alfaya de Decimononic.


Hace unos meses Irene y yo nos unimos a la Asociación Joyas de Autor. Tomamos esta decisión porque consideramos que las piezas de joyería que creamos en consonancia con los principios de Decimononic, nuestra propuesta creativa, se ajustan a los rasgos de identidad propios de la Joya de Autor según esta organización sin ánimo de lucro.

Así, la Joya de Autor:

  1. Ha sido concebida y diseñada en el desarrollo de un proyecto creativo con discurso propio y lo más habitual es que se encuentre avalada por la utilización del nombre de su creador como marca comercial. Así, la joya de autor es una alhaja “con nombre y apellidos”.
  2. Ha sido manufacturada empleando procesos de trabajo artesanales o semiartesanales, nunca industriales, con especial énfasis en la pieza única y las series cortas.
  3. En general, sus materiales principales son metales preciosos y gemas. No obstante, esto no quiere decir que la utilización de otros materiales quede totalmente excluida. La clave es que el concepto de joya de autor es sinónimo de máxima calidad, tanto en relación a sus materiales y acabados como a su usabilidad.

Somos conscientes de que la industria de la joyería tradicional difícilmente da cabida a propuestas de este tipo, mientras que en el mundo de la joyería contemporánea tampoco suelen ser bienvenidas; éstos las consideran demasiado clásicas, aquéllos demasiado experimentales. Sin embargo, estamos convencidos de que existe un espacio para la Joya de Autor y de que, por consiguiente, ha llegado la hora de reinvindicarnos. Ha llegado la hora de poner en valor la Joya de Autor.

Y tenemos tres motivos para realizar esta afirmación:

  1. Creemos en la relevancia de nuestro discurso personal y no estamos dispuestos a poner cortapisas a nuestra creatividad.
  2. Creemos en la belleza de la singularidad y no estamos dispuestos a renunciar a lo artesano.
  3. Creemos en la importancia de la calidad, tanto de materiales como de acabados, y no estamos dispuestos a renunciar a la búsqueda de la perfección.

Nosotros, como todos los integrantes de la asociación, creamos Joyas de Autor por vocación. Lo importante no es que seamos 10, 100 o 1000, sino que lo realmente importante es aquello que nos une: nos enorgullecemos de crear joyas con nombre propio.

Artículo de opinión: «¿Por qué lo llaman cristal cuando quieren decir vidrio?»

Cristal

Artículo de opinión firmado por Irene López y José Francisco Alfaya de Decimononic.


Daniel Swarovski dijo "los diamantes son para la realeza, pero yo quiero crear una piedra para toda mujer, que cada mujer se pueda permitir". A tenor de los resultados obtenidos parece que este caballero tuvo una idea brillante, resulta patente que la corporación homónima se ha convertido en una organización formidable.

Según las declaraciones realizadas por Nadja Swarovski, su Directora de Comunicación Corporativa, y recogidas por Hettie Judah en este artículo publicado en Business of Fashion, tan sólo hay dos empresas que sobrepasan las ventas del grupo en el sector de la joyería: Cartier y Tiffany, ambas especializadas en alta joyería. La facturación de este grupo empresarial en 2013 rozó los 4.000 millones de euros, de los que casi 2.500 corresponden a la división de joyería y accesorios.

Leemos hoy en el diario sectorial Gold&Time que "Swarovski crea un sello de autenticidad para poner en valor sus vidrios". Hemos de reconocer que constatar la utilización del término "vidrio" en este titular nos ha llenado de alivio, aunque, como es natural, se trata del rigor que esperamos de un medio de comunicación especializado (desafortunadamente no todos los medios de comunicación son igual de cuidadosos). Desde luego estamos convencidos de que la elección del vocablo "crystal" en la flamante denominación comercial "Crystals from Swarovski" no es en absoluto casual; desde nuestro punto de vista, es el fiel reflejo de una estrategia cuidadosamente diseñada para jugar con la desinformación del consumidor y la percepción existente de que el cristal tiene mayor valor que el vidrio. Induce a confusión, sí, y no es fruto del azar.

Continúa leyendo Artículo de opinión: «¿Por qué lo llaman cristal cuando quieren decir vidrio?»